‘SE ACABÓ LA RABIA’, UN PEQUEÑO PASO PARA EL HOMBRE, UN GRAN PASO PARA MAÑANA

Un pequeño paso para el hombre… pero un gran salto para Mañana. Utilizando las palabras (míticas) de Neil Armstrong a su llegada a La Luna se podría hacer un símil indicando el cambio de sonido de estos chicos sevillanos que dejan atrás el carácter acústico de A ver quién llega antes al fin (Aullido, 2010) para adentrarse en el polvo del camino de Se acabó la rabia (Sello Salvaje, 2012).

Foto: Mañana

Si “A ver quién llega antes al fin” sorprendía de alguna –aunque discreta- manera por su madurez, ¿con “Se acabó la rabia” se tendría la obligación de sorprender mucho más?

No creo que “sorprender” sea la palabra, no hay ninguna intención de sorprender a nadie. La única obligación que siento es la de esforzarme por hacer algo mejor que lo hecho anteriormente y no engañar al público repitiéndonos y haciendo otro disco igual.

Vale, yo tengo la opinión de que sí, de que debería sorprender, pero pienso que su tarea principal sería la de confirmar más que sorprender. ¿Se ha trabajado este nuevo material con este objetivo o es simplemente otro paso más para decir que lo mejor está con el siguiente?

Sí, más bien confirmar si acaso. Simplemente es otro paso más en nuestro intento por hacer buenas canciones. No soporto a los grupos que se llevan años y años haciendo la misma canción y siento la responsabilidad de ofrecer algo distinto con cada disco. El nuevo disco puede haber salido mejor o peor, puede gustar más o menos, pero creo que todo el que lo oye nota que hay un esfuerzo por no repetirnos y ofrecer algo más.

También es verdad que este disco es mucho más de banda…

Cierto, es fruto de la forma en la que lo hemos compuesto. En el primer disco yo llegaba al local de ensayo con las canciones muy cerradas, con su estructura y su letra y todo. La banda simplemente metía arreglos sobre mi canción y listo. Para este álbum el proceso ha sido distinto. Aunque partían de ideas mías, la mayoría de canciones se han ido montando sin que tuvieran una letra, una melodía de voz y ni siquiera una estructura clara. Supongo que eso ha ayudado para que salgan distintas a las del primer disco. Cada disco es un proyecto independiente. Ahora mismo por horarios de trabajo nos cuesta bastante poder estar los 5 a la vez en el local, así que tal vez el próximo disco vuelva a ser algo más mío, quién sabe…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=FO2Fa8SOhyE[/youtube]

…aunque las canciones esté firmadas únicamente por Cristóbal. ¿En las nueve canciones hay más de Cristóbal o se reparten los sentimientos de todo el conjunto en las letras?

Sinceramente no lo creo. En el grupo tenemos edades muy diferentes y situaciones vitales distintas. Algunos tienen trabajo fijo, otros están en paro, otros hasta tienen hijos… Es imposible que todos compartan los sentimientos que hay en las letras porque sus vidas son totalmente distintas a la mía…

Los cortes del trabajo anterior venían “hechos de casa”, sin embargo en este nuevo se han trabajado en el estudio. ¿Se ha preferido aprovechar el entorno del estudio antes que la inspiración de casa?

Bueno, más bien lo que ocurrió fue que llevábamos pensados muchísimos arreglos para cada canción, y luego en el estudio cuando estás grabando siempre surgen ideas. Al final en las mezclas tuvimos que quitar cosas.

Por ejemplo, ‘Desiste’ remarca mucho esta cualidad. No sé si estarás de acuerdo conmigo.

Es un tema muy arreglado, pero apenas cambió en el estudio respecto a lo que tocábamos en el local de ensayo. La que más cambios sufrió durante la grabación fue ‘Unas copas de rencor’.

‘Desiste’ y ‘Vals de la autoayuda’, este último es un corte totalmente distinto que además abre el artefacto. No sois el primer grupo que abre un segundo LP con un tema más rompedor a lo acostumbrado. ¿Es esto como una especie de terapia de shock?

Sí, una especie de declaración de intenciones, para avisar al oyente desde el primer minuto que esto no es ‘A ver quién llega antes al fin 2’, esto es otra cosa. También teníamos claro que había que poner toda la carne en el asador y si había que hacer un tema más ‘pop’ como Desiste, este era el momento.

Se recuerda mucho al inicio del “indie” en los 90, cuando antes de ser un sonido era una forma de trabajar. ¿Piensas que para sonar más y hay que ser “indie” a la fuerza?

¿Te refieres para sonar más en la radio y salir en las revistas? No creo, la mayoría de la prensa musical funciona por amiguismo… Me temo que se trata más bien de conocer al periodista de turno. Nosotros conocemos a unos pocos, ¡afortunadamente!

¿Sería entonces la perseverancia la única manera de lograr un trabajo estable a largo plazo con una banda?

Tal vez, mira gente como La Habitación Roja, Love of Lesbian, o Niños Mutantes… han tenido que hacer muchos discos para ahora poder estar arriba y, supongo, vivir de esto.

Un dato que se me escapa (y que ayudaría a respaldar los hechos) es si vosotros tenéis otro trabajo u os dedicáis plenamente a la música.

Todos trabajamos en otras cosas (o estamos en paro ahora mismo). En España hay muy pocos grupos que se dedican solamente a la música. El 80% de bandas perdemos dinero haciendo música, o lo gastamos gustosamente, más bien.

Que por cierto, antes lo hemos hablado. Este disco suena a banda, pero eso no quita para que Mañana sea “conjunto” de un solo miembro en el futuro.

A mí me aburre mucho tocar solo. Me gusta tocar con gente, por eso Mañana siempre será una banda o no será. La única particularidad es que como banda, yo soy el único miembro imprescindible en ella. El resto de miembros ha cambiado durante los años y, quién sabe, puede volver a cambiar.

Eso sí, la producción de Raúl Pérez ha hecho mucho. ¿Tan importante es el productor como los músicos?

La importancia del productor depende de la banda, de la libertad que el grupo le dé. En este disco queríamos conseguir un tipo de sonido y Raúl nos ha ayudado a llegar a él por que le hemos dado bastante libertad y ha aportado bastante. Sobre todo a la hora de mezclar, ya que al haber tantísimos arreglos y detalles fue la parte más dura.

Y otra duda es: ¿y siendo los músicos también piezas clave, cabría hacer una mejor selección de los mismos?

Yo estoy contentísimo con la formación actual de Mañana y no tengo intención de cambiar nada. Cada músico aporta su visión y su técnica a las canciones. Si tuviera otros músicos el resultado final sería distinto, no sé si mejor o peor. Desgraciadamente, Sevilla es una ciudad pequeña en lo relativo a música independiente, así que tampoco hay mucha oferta en cuanto a músicos. Sin ir más lejos, no conozco a ningún otro teclista ‘de verdad’ aparte de a Fran.

Algo curioso para alguien que fue metido “a la fuerza” en la música. Bonita historia, por cierto, aquella de tocar un instrumento sí o sí.

Bueno, recuerdo el conservatorio como un lugar horrible la verdad, hizo que no quisiera volver a coger un instrumento en años.

Todo queda resumido en uno de los mejores cortes, ‘Buenas intenciones’. ¿Son suficientes (las buenas intenciones) para hacer un disco o hay que mostrar más hechos que palabras?

¿Son suficientes las buenas intenciones en la vida en general? Me temo que no, al final sólo cuentan los hechos. Las buenas intenciones ya no sirven ni como excusa.

Charly Hernández

*Manaña participaron en la I Edición de La Granja Festival, festival de música organizado por La Casa con Ruedas que desarrollará su II edición el 23 de junio en Daimiel, Ciudad Real.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *